Solistica al día

Entérate de los más recientes acontecimientos e innovaciones en nuestra industria

26 sep 2018

Ventajas de un almacén automatizado

Tendencias de logística
Compartir:

Cuando se gestiona un almacén o centro de distribución que alberga diferentes procesos y productos, ser eficiente operativamente significa mayor rentabilidad.

Para ser más rentable, los grandes almacenes de las grandes empresas ya comienzan a integrar en sus procesos la automatización de tareas mediante tecnologías y software especializado.

Uno de los objetivos de automatizar un almacén es agilizar las operaciones de recibir, tramitar, inventariar y embarcar las mercancías para lograr una distribución efectiva y con menos márgenes de devolución. 

Todo esto requiere que el concepto de almacenamiento se replantee totalmente, dejando de ser un lugar de resguardo, carga y descarga, a uno con un nuevo diseño en su infraestructura y planograma, equipado con la tecnología más avanzada en logística.

Poco a poco se ve cómo algunas soluciones tecnológicas de almacenamiento comienzan a cambiar el ambiente y la forma de trabajar en los centros de distribución, agilizando el paso de las mercancías por esas instalaciones. 

Estas tecnologías varían, desde equipos robóticos para el manejo de las mercancías, hasta software especializado para una mejor gestión de inventarios.

¿Cuándo automatizar las actividades de almacén?

La decisión de tener un almacén automatizado no solo debe basarse en consideraciones financieras, sino en aspectos que impacten directamente en la operación del mismo.

El costo de instalación de los equipos y el software requeridos para la automatización se justifica cuando: 

  • Es alto el movimiento y el volumen de mercancías.
  • Se gestionan productos muy variados.
  • Se preparan pedidos o consolidan cargas que requieran clasificar y ordenar los productos.
  • Se busca optimizar el proceso para reducir costos.
  • Es necesario maximizar el uso del espacio con soluciones verticales.
  • Se desea llevar un control de inventarios más preciso que permita aplicar la logística just in time.
  • Se estima que el retorno de inversión puede conseguirse en menos de cuatro años.

 

¿Qué beneficios aporta a la actividad logística? 

Al final, lo que se pretende al introducir la automatización en los almacenes es una mayor eficacia y eficiencia. Entre los beneficios que también se pueden conseguir están:

  • Operaciones continuas pues no se limitan al horario y capacidad del personal.
  • Reducción de costos laborales al requerirse menos empleados para realizar las actividades.
  • Menos accidentes e incidentes de salud, así como condiciones laborales más seguras para los operarios y empleados del almacén.
  • Conocimiento exacto de los niveles de inventario para no caer en el desabasto, el exceso de existencias o en la obsolescencia de la mercancía.
  • Optimización del espacio de almacén aplicando sistemas verticales de gran altura.
  • Disminución en los costos de mantenimiento por la reducción de las incidencias que resultan en daño a las mercancías o las estructuras.
  • Mayor seguridad y menor contaminación de la carga pues no está expuesta a la manipulación humana.
  • Eliminación de errores humanos en la documentación que pueden significar retrasos en el procesamiento de la mercancía.
  • Mejora en los tiempos y la precisión de las entregas. 
  • Mejor nivel de especialización y capacitación de la mano de obra, que ofrece servicios más profesionales, lo cual la hace más eficiente y productiva.

¿Qué son los sistemas AS/RS?

Como parte de los cambios en la operatividad de los almacenes, también se están introduciendo sistemas basados en las nuevas tecnologías, y entre ellos destaca el Automated Storage/Retrieval System, o AS/RS; el cual consiste en la automatización de los procesos de carga, clasificación, almacenamiento y embarque mediante el uso de equipos robotizados y software de gestión. 

Con este sistema automatizado de recolección y almacenamiento, se reduce la necesidad de mano de obra y se eleva la productividad y eficiencia, ya que puede operar constantemente para garantizar que el trabajo se realice a tiempo y esté bien hecho. 

El concepto detrás del sistema es que no se trata de que el empleado recolecte y cargue el producto, sino que los montacargas robotizados y las bandas automatizadas de clasificación y distribución acerquen las mercancías al trabajador en el área de embarque.

Esto ahorra tiempo y genera menos cansancio en los empleados, lo cual los hace más eficientes y les permite enfocar sus esfuerzos en otras actividades que resultan en una mayor productividad. 

¿Cuáles son las soluciones tecnológicas disponibles?

Algunas soluciones tecnológicas ya se han implementado en el mercado y otras están aún en proceso de formar parte de la infraestructura de un almacén. Entre estas tecnologías para mejorar la eficiencia se encuentran:

Software de gestión y control

El primero registra la entrada de la carga, le asigna una ubicación y le da seguimiento hasta su salida, mientras que el segundo controla los movimientos del equipo robótico.

El uso de ambos posibilita el mejor uso del espacio de almacenamiento, garantiza la confiabilidad de los datos sobre las mercancías y facilita el manejo y trazabilidad de los productos.

Transelevadores

Es el equipo automatizado encargado de ubicar y retirar las mercancías de los estantes de almacenamiento.

Son la base del sistema AS/RS y son grúas robóticas que se instalan en los pasillos entre estanterías para recolectar y mover la carga entre las cabeceras y el espacio que le ha sido asignado, y viceversa.

Además de que su poca anchura permite colocar las estanterías más cerca unas de otras, estos montacargas automatizados pueden recorrer grandes distancias y elevarse a enorme altura, lo cual los hace útiles para utilizar el espacio de almacenamiento al máximo. 

Pick to Light, o PTL

Para el surtido de pedidos consistentes de diferentes artículos, nada más útil que este sistema guiado por luz que consiste en un display en las estanterías que se enciende para indicar el artículo a surtir y la cantidad del mismo.

Se puede utilizar tanto en modalidad "pick", que es seleccionar el artículo de un lugar fijo para colocarlo en una bandeja viajera, como "put", que es tomarlo de esa caja en tránsito para reubicarlo en una posición fija.

Como el empleado oprime un botón para confirmar que se ha realizado la acción, el sistema sincroniza automáticamente el nivel de existencias, por lo cual el inventario siempre está actualizado.

Se utiliza preferentemente para la recolección de productos de alta o media rotación, y ofrece una gran precisión y una gestión de inventario ordenada. Además de elevar la productividad en más del 50 por ciento, mejoran el servicio al cliente, pues la eliminación de errores genera menos devoluciones y, por tanto, costos. 

Pick to Voice, o PTV

Es una variante del sistema anterior, pero en lugar de usarse un display luminoso, la selección de pedidos se guía por voz. 

En este caso, el empleado sigue órdenes que recibe mediante unos audífonos y, al usar una diadema con micrófono, tiene las manos libres para manipular los artículos con cuidado.

También ofrece la reducción de errores humanos y un ahorro de tiempo al facilitar el manejo del inventario.

Sortation System

Este sistema de clasificación facilita realizar el proceso de seleccionar, ordenar y surtir pedidos mediante bandas transportadoras y un software de control que ofrecen rapidez y precisión. 

Entre sus beneficios están una mayor fluidez en los procesos, confiabilidad en la elaboración de pedidos, trazabilidad y visibilidad en tiempo real de las mercancías, ahorro de tiempo y eliminación de errores.

Este tipo de sistemas puede procesar alrededor de 300 paquetes o cajas por minuto, y su operación sistematizada y controlada por un software alcanza una precisión de 99.9 por ciento.

Shuttle Vertical Lift Module, o VLM

Es una solución para almacenar artículos pequeños y costosos en innumerables racks dentro de un equipo automatizado.

En un display se introducen las órdenes para la elaboración de pedidos y estos se entregan a través de una ventanilla ergonómica. 

El inventario se actualiza en tiempo real, y el acceso al sistema se controla mediante identificaciones personales que impiden que lo manipule personal no autorizado. 

Carrusel vertical u horizontal

En una disposición rotativa, los racks rotan vertical u horizontalmente para acercar al empleado los artículos solicitados a través de una ventanilla.

Los inventarios se actualizan en tiempo real, se reduce el uso del espacio hasta en 60 por ciento y la productividad se eleva hasta en 600 por ciento en algunos tipos de carruseles. 

AGV System

Este sistema de vehículos guiados automatizados consiste en pequeños vagones o montacargas que se desplazan transportando los productos por el almacén. 

Su traslado puede ser directo o realizando escalas para recolectar más artículos o realizar operaciones de ensamble.

Al ser vehículos individuales, no requieren de instalaciones fijas como las bandas transportadoras, por lo que no interfieren con otras actividades en el almacén. 

Ya sea mediante el uso de cintas y lectores magnéticos o de rayos láser y reflectores, un AGV sigue las trayectorias trazadas y programadas en el software de control.

Conveying System

Este sistema de bandas transportadoras lleva los insumos de una a otra de las líneas de producción y luego, como productos terminados, al almacén para su embarque.

Ofrecen fluidez al proceso de producción y hacen más confiable la clasificación y surtido de productos, ahorrando tiempo y reduciendo los errores.

Sistemas de carga y descarga

En recepción y embarque son de gran utilidad para agilizar estos procesos y demandar menos esfuerzo físico al personal.

Consiste en bandas o rodillos que movilizan la mercancía y pueden retraerse o extenderse conforme avanza la carga o descarga de los productos. 

La automatización de los almacenes es una tendencia tecnológica que poco a poco se está volviendo realidad y está transformando las actividades logísticas en el mundo. 

Sus ventajas, resumidas en mayor productividad y eficiencia, prometen menores costos operativos y laborales y mayor rentabilidad. Su adopción, aunque paulatina, se convertirá en una necesidad para las empresas con centros de distribución que buscan elevar su productividad y competitividad. 

Sobre el Autor
Solistica
Solistica

El contenido de esta publicación es brindado por el autor y no representa la posición de la empresa respecto al tema