Blog

Entérate de los más recientes acontecimientos e innovaciones en nuestra industria

Blog

Fique por dentro dos acontecimentos mais recentes e inovações em nossa indústria

12 sep 2018

¿Qué debes considerar al diseñar una red de distribución?

Optimización de la cadena de suministro
Compartir:

Cuando se habla sobre red de distribución se hace referencia a la gestión de la cadena de suministro, es decir, a los pasos que sigue un producto desde el fabricante o proveedor hasta el cliente final.

Lograr que este proceso sea efectivo es clave para la rentabilidad de una empresa pues involucra costos de operación que finalmente tienen un impacto en la experiencia del usuario del producto.

Al diseñar una red de distribución comercial se persiguen varios objetivos, que varían dependiendo del enfoque del negocio, puede tratarse de lograr ahorros en los costos o de aspectos relacionados con la responsabilidad corporativa. Por esta razón, la forma en la que está planeada puede ser diferente de una empresa a otra, aun tratándose de actores en el mismo sector productivo.

Adicionalmente, una red de distribución es uno de los principales activos que la empresa debe evaluar y estudiar constantemente ya que su diseño incide en la eficiencia operativa, el nivel de servicio y las entregas a tiempo. En este sentido muchas empresas basan su modelo de negocio en el diseño de esta red logística buscando configurar de manera óptima todos sus recursos físicos, que pueden incluir un centro de distribución, una flota de transporte, almacenes, cruces de andén, plantas de producción, coordinación con proveedores, etc.

Tipos de redes de distribución 

Existen varios tipos de redes de distribución en función de las necesidades de la empresa y los requerimientos logísticos: 

  • Directamente de la planta manufacturera al cliente
  • De un proveedor de insumos a la fábrica
  • Por medio de proveedores logísticos
  • Haciendo uso de almacenes
  • Escalonada
     

Una empresa puede escoger usar uno o varios tipos al mismo tiempo dependiendo de sus necesidades y presupuesto, considerando en todo momento que los elementos involucrados en el diseño o rediseño de una red tienen una relación importante entre sí. Inventarios, transporte, infraestructura e información deben alcanzar un equilibrio en costos para resultar en una estrategia óptima de distribución.

Por este motivo, el diseño eficiente de la red de distribución cobra mayor importancia ya que además de optimizar recursos y ahorrar costos, traza la etapa de la cadena de suministro que tiene contacto directo con el consumidor final, por lo que debe procurar brindar un servicio de calidad, factor que muchas veces determina la competitividad del proveedor logístico. 

Beneficios de una red orientada al mercado

Rediseñar o diseñar desde cero una red de distribución debe traer como beneficios: optimizar los costos de la logística total de la empresa, mejorar el servicio a clientes intermediarios y finales, aumentar la flexibilidad y la capacidad de respuesta, entro muchos más. En resumen, acorde con la experiencia de Accenture México los beneficios de una red de distribución orientada al mercado incluye: 

  • Minimizar la inversión al reducir entre 10% y 30% los activos.
  • Reducir entre 10% y 30% la inversión en el proceso logístico.
  • Elevar el porcentaje de disponibilidad de producto y alcanzar la excelencia en el servicio al cliente, lo cual conlleva un aumento de entre 2% y 5% en los ingresos.
  • Lograr una optimización en el manejo de inventarios con una reducción de los mismos de entre 10% y 20% sin perder flexibilidad y capacidad de respuesta.

Objetivos en el diseño de redes 

De ahí la importancia de dedicar tiempo y esfuerzo a la creación o rediseño de la red de distribución con base en estas consideraciones:

  • Asegurar que los productos estén siempre disponibles en el inventario cuando lo solicite el cliente.
  • Reducir al mínimo el tiempo transcurrido entre el pedido y la entrega.
  • Gestionar el envío de productos diferentes solicitados por un mismo cliente.
  • Brindar al cliente la posibilidad de dar seguimiento a su pedido en tiempo real.
  • Ofrecer al cliente una gran experiencia de compra desde la elaboración del pedido hasta la entrega en tiempo y forma, pasando por el pago y el seguimiento.
  • Abrir canales que permitan al cliente devolver productos con facilidad.

 

Contar con una red de distribución logística eficiente implica, entonces, alcanzar un equilibrio entre el nivel de servicio y la reducción de costos. 

Pasos a seguir

Para lograr estos objetivos, el diseño o rediseño de la red de distribución debe seguir este proceso:

  1. Conocer cuál es la estrategia del negocio, incluyendo predicciones de crecimiento anual, número de categorías de productos, nuevas adquisiciones, etc., de la empresa para conocer sus necesidades de distribución presentes y futuras.

  2. Definir claramente cuál es el nivel de servicio al cliente al que se aspira y cómo se piensa lograr, especificando; por ejemplo, la frecuencia de atención, formato de las entregas, entre otros. Los indicadores de servicio al cliente relacionados con el cumplimiento de la promesa, aportarán hallazgos valiosos para el diseño de la red de distribución.

  3. Atender los objetivos estratégicos del negocio y la promesa de servicio al cliente requiere de evaluar los recursos financieros y físicos con que se cuenta, haciendo simulaciones de diferentes escenarios de distribución para encontrar el equilibrio entre costos y satisfacción del cliente.

  4. Establecer el alcance de la red considerando procesos, rutas y necesidad de un centro de distribución intermedio, todo con base en el número y ubicación de clientes, la variedad de artículos y el volumen de ventas. En su definición debe considerarse la combinación de aspectos de la red que facilitan la estrategia de satisfacción del cliente y que minimizan los costos en su totalidad, no solo en una de sus partes.

  5. Identificar limitaciones de presupuesto o de instalaciones para evaluar la conveniencia de subcontratar la logística y distribución a un proveedor especializado.

  6. Analizar lo que hace la competencia para detectar debilidades y oportunidades de mejora. Igualmente, un estudio de entorno permitirá detectar oportunidades y amenazas que ayuden a optimizar la estrategia de distribución, entre ellos se encuentran las normativas aplicables y las características del producto a distribuir y sus condiciones de transporte.

  7. Seleccionar herramientas tecnológicas de diseño de redes de distribución que permitan el análisis y simulación del diseño de una red óptima, innovadora y flexible ante las necesidades cambiantes del mercado y de la empresa para una rápida toma de decisiones. En el mercado existen diferentes plataformas especializadas para diseñar una red de este tipo y proveedores de servicios logísticos que dentro de su oferta realizan el diseño de redes con el apoyo de recursos tecnológicos de T.I. líderes a nivel mundial.

La clave para que tu red de distribución te ofrezca una ventaja competitiva es orientarla al cliente.

Su satisfacción debe ser el objetivo principal buscando un equilibrio entre la eficiencia de la cadena de suministro y la optimización de los recursos.

En Solistica, mediante la integración de soluciones logísticas, ofrecemos a nuestros clientes optimizar su cadena de suministro con un diseño de distribución pensado en sus necesidades actuales y con potencial de escalabilidad conforme se ajustan sus procesos logísticos en respuesta a los cambios en el mercado. 

Sobre el autor
Solistica
Solistica

El contenido de esta publicación es brindado por el autor y no representa la posición de la empresa respecto al tema