Mantenimiento vehicular para mantener la competitividad de tu flota

18 septiembre, 2020 Gestión del Transporte

La demanda de artículos esenciales se ha disparado significativamente desde el inicio de la pandemia. Ante esta situación sin precedentes, en la que la entrega de productos ha cobrado más relevancia que nunca, contar con unidades de transporte seguras y con mantenimiento es una necesidad real.

Del mantenimiento vehicular dependen la productividad, la eficiencia y la vida útil de cada unidad. Gracias a él, evitamos reparaciones de emergencia e inactividad no planeada. Prevenir un problema en las unidades siempre será más barato que solucionarlo una vez que se presente.

Sin duda, el mantenimiento es fundamental para la administración de una empresa productiva, y sin él, se pone en riesgo al negocio y a su personal.  

Plan de mantenimiento vehicular

Un plan de mantenimiento se refiere a una serie de acciones, inspecciones y reparaciones programadas con el fin de prevenir incidencias y maximizar la disponibilidad de cualquier flota. Este plan permite prever averías y sustituir piezas o componentes a su debido tiempo para garantizar la seguridad de los conductores y de las cargas.

Para maximizar los recursos durante el mantenimiento es necesario definir los componentes que serán revisados, la vida útil de estos componentes, los trabajos para optimizar su vida útil y la frecuencia de las revisiones.

Las consecuencias de no llevar a cabo un plan de mantenimiento van más allá de la seguridad: puede ser que el tiempo que el vehículo no esté en funcionamiento afecte a toda la cadena de suministro o que se averíe la fuente de frío o calor que garantiza la integridad de la carga. Así mismo, también puede impactar en costos intangibles, como la relación con los clientes y la reputación.

Implementación del plan

Para poner en marcha cualquier plan de mantenimiento es necesario seguir estos pasos:

Establecer criterios de revisión

Para disminuir el costo de mantenimientos preventivos es necesario fijar los mantenimientos según tiempo de uso, kilometraje, horas de puesta en marcha del motor o litros de combustible. Esto de acuerdo con el tipo de la unidad, el modelo y el uso que se le dé.  

De la misma manera, se deben considerar los elementos a verificar o cambiar, por ejemplo, aceite del motor, filtro del aceite, filtro del motor, sistema de frenos, llantas, pastillas, discos, líquido de frenos, alineación y balanceo, sistemas de dirección y suspensión, sistema de refrigeración, sistema eléctrico, baterías, faros, sistema de seguridad activo y pasivo, carrocería, vidrios, embargue, espejos y aire acondicionado.  

Definir quién realizará el mantenimiento

Existen dos maneras de realizar un mantenimiento preventivo: internamente o con un proveedor. En ambos casos hay que asegurarse de que quien lo realice cuente con suficiente conocimiento y experiencia. Si se elige hacerlo con un proveedor es necesario que éste cumpla con todos los requisitos y expectativas.

De la misma manera, es esencial la participación del conductor del vehículo, quien debe revisarlo antes, durante y después de cada viaje, así como avisar ante cualquier problema potencial.

Establecer la frecuencia de las revisiones

Para que el mantenimiento sea exitoso es necesario fijar y respetar las fechas de las revisiones, por lo que es conveniente agendarlas y añadirles notificaciones que avisen cuando se aproximen. Conocer cuándo y por cuánto tiempo estará detenida una unidad permite organizar el trabajo y disminuir el costo de inactividad.

Registrar los resultados

Después de cada revisión es necesario dejar asentado que ésta se ha realizado y las averías que se han encontrado o los componentes que deberán ser reemplazados pronto. Esto ayuda a calcular gastos futuros.

Actualizar el plan

El plan debe ir adaptándose luego de cada mantenimiento con el fin de evitar ineficiencias y tiempos de inactividad, maximizar recursos a través de optimizaciones y ahorrar costos operativos.
 

Indicadores de gestión de mantenimiento

Los resultados de un plan de mantenimiento deben ser medidos para asegurarse de que cada unidad cumpla con las rutas y clientes y garantizar la seguridad de los conductores y la mercancía. Esto puede hacerse a través de los siguientes indicadores clave de desempeño (KPI):

  • Consumo de combustible (litros consumidos en total o kilómetros reccoridos por litro)
  • Costo del mantenimiento preventivo versus costo de mantenimiento correctivo
  • Costo por la administración de flotas (costo de explotación de cada unidad, frecuencia de su uso y costos operativos)Plazo de tiempo para las entregas
  • Modo de conducción de los vehículos

 

Conoce más sobre los indicadores de que tu flotilla recibe un buen mantenimiento preventivo aquí. 
 

Tecnología para mantenimiento

Actualmente softwares de gestión de mantenimiento facilitan esta planeación gracias a que establecen plazos de revisión, llevan el historial sobre el estado de las unidades y cuentan con sistemas de alertas y notificaciones para avisar las próximas revisiones.

Gracias al monitoreo detallado de cada unidad, estas herramientas pueden detectar el deterioro de los componentes de las unidades, incluso mientras están en funcionamiento, lo que permite revisar su estado en tiempo real y planear su revisión con anticipación.

Algunas de las funciones con las que cuentan estos sistemas son kilómetros recorridos, consumo de combustible, revoluciones de motor por minuto, voltaje de la batería, temperatura del motor, temperatura de la caja, apertura de puertas y fallas eléctricas.

Por otro lado, estas soluciones tecnológicas facilitan el análisis del monitoreo a través de analítica, es decir, permiten detectar ineficiencias para reducir costos logísticos, como malos hábitos de conducción.

Indudablemente, es mejor invertir en mantenimientos preventivos que gastar de más en correctivos. En Mecánica Tek, unidad de negocio de Solistica especializada en mantenimiento vehicular, garantizamos que las unidades de nuestros clientes funcionen de forma segura y rentable.

New call-to-action

¡Únete a la conversación!

Déjanos tus comentarios

Más sobre Gestión del Transporte

Factores del control de calidad de la cadena de frío

El monitoreo de la cadena de frío se debe extender más allá del almacén para dar una visión completa y real.

Riesgos del transporte y herramientas para su gestión

Los riesgos más comunes en el transporte de mercancías pueden reducirse con una correcta gestión, conoce cómo lograrlo.

Servicio LTL con control de temperatura

Sus ventajas incluyen: menos inventario, menos daños en la mercancía, menos pérdidas por vencimientos y una recuperación más rápida de gastos.  

Publicaciones más recientes

Cómo elegir y evaluar proveedores para la industria automotriz

Una buena elección de proveedores en esta industria, como en cualquier otra, se traduce en mayor eficiencia y rentabilidad.

Los proveedores, su impacto en las cadenas de suministro y cómo elegirlos

Selección de proveedores: una decisión de alto impacto en la cadena de suministro.

Opciones para operar la logística de tu empresa

Un fabricante a menudo se enfrenta ante la disyuntiva de realizar los procesos de almacenaje, distribución y transporte de sus productos de manera interna o llevar a cabo estas actividades subcontratando los servicios de un especialista en logística.