Blog

Entérate de los más recientes acontecimientos e innovaciones en nuestra industria

Blog

Fique por dentro dos acontecimentos mais recentes e inovações em nossa indústria

19 nov 2018

Cadena de Frío: un reto a vencer en la cadena de suministro

Optimización de la cadena de suministro
Compartir:

La logística de frío garantiza el almacenamiento, traslado y distribución de productos específicos, como medicamentos y vacunas, a una temperatura adecuada que garantice su integridad y calidad.

Si la logística de la cadena de suministro tradicional requiere una gran coordinación de las actividades en una para brindar eficiencia, al incluir una cadena de frío se eleva la dificultad de su gestión.

Por la sensibilidad a los cambios de temperatura de los productos que se transportan, una cadena de frío debe mantenerse a lo largo de la cadena de suministro, desde que el expedidor hace el envío hasta que se realiza la entrega al cliente o usuario final.

Debido a su complejidad, la logística de frío requiere una mayor inversión en infraestructura, tecnología y especialización. Esto implica contar con camiones, bodegas y contenedores climatizados, con equipos de respaldo, para asegurar el suministro continuo de la energía requerida para la refrigeración, y con sistemas de control de temperatura que notifiquen en tiempo real cualquier variación que ponga en riesgo a la carga.

La cadena de frío también demanda conductores y empleados de bodega capacitados que se mantengan alertas e implementen soluciones inmediatas en caso de presentarse variaciones de temperatura, y con conocimientos de procesos y programas para tramitar, de manera coordinada y oportuna, la documentación de la mercancía en su paso por bodegas o aduanas.

La importancia de la logística en frío 

La cadena de frío es indispensable para el traslado de productos perecederos y tiene el fin de extender su tiempo de vida y conservar sus propiedades, sin embargo, es aún más importante en el manejo de productos farmacéuticos que son altamente sensibles al frío o al calor por lo que cualquier cambio brusco de temperatura afectaría a su efectividad.

La estructura de una cadena de frío puede adoptar dos formas:

  • Cadena de frío activa, que utiliza refrigeradores o congeladores de compresión o absorción para producir frío.
  • Cadena de frío pasiva, la cual incluye sistemas de embarque o contenedores para conservar la temperatura.


Dependiendo de su tipo, una cadena de frío está conformada por los siguientes eslabones:

  • Almacenes frigoríficos ubicados dentro de las zonas productivas
  • Vehículos de transporte frigoríficos
  • Almacenes frigoríficos generales
  • Almacenes frigoríficos comerciales
  • Almacenes frigoríficos de consumo
  • Transporte frigorífico urbano
  • Cámaras y equipo frigoríficos públicos y privados (en mayoristas y minoristas)
     

En la instalación de estos equipos de enfriamiento hay que cuidar aspectos en el manejo de las mercancías que influyen en su temperatura y en el uso de energía para alcanzar una temperatura constante. Entre ellos están: 

  1. Enfriar previamente el vehículo o almacén durante aproximadamente una hora y media para eliminar el calor residual.
  2. Evitar vías obstruidas en todos los lados de la carga, ya que el aire frío circularía inadecuadamente.
  3. Usar envolturas de plástico en palets con productos frescos, de lo contrario el aire no llega a la carga.
  4. No cargar productos delante de las salidas del evaporador ya que puede bloquear el caudal de aire frío.
  5. No debe haber envolturas ni residuos de papel en el suelo.
  6. No bloquear las entradas del evaporador (aire de retorno).
  7. Apagar la unidad mientras las puertas del cuarto fío están abiertas.
  8. No obstruir el suelo, los obstáculos producen ciclos cortos
  9. Evitar abrir las puertas del refrigerador por mucho tiempo.
  10. Separa la carga perecedera de los palets / carros secos utilizando un tabique divisor.

 
Además de lo que implica la gestión de productos como medicamentos o vacunas durante los procesos logísticos en frío, es necesario dar mantenimiento continuo y preventivo a los equipos de enfriamiento para adelantarse a las fallas, así como contar con sistemas de respaldo que eviten que la cadena de suministro en frío se rompa en ningún momento.

Las empresas logísticas que proporcionan este servicio ofrecen a los fabricantes de productos farmacéuticos y perecederos una integración total con su modelo de negocio para impulsar la consecución de sus metas estratégicas al menor costo y con la mayor eficiencia. 

Pero para ello también es necesario que, internamente, implementen lo más avanzado de la tecnología de refrigeración y trazabilidad, y que capaciten debidamente a su personal para garantizar un buen servicio y elevar la productividad de sus clientes. 

Especialización de la cadena de frío en Latinoamérica

La Alianza Global de Cadena de Frío (GCCA, por su sigla en inglés), es una asociación que impulsa la profesionalización de las empresas logísticas sudamericanas que están incluyendo la cadena de suministro en frío como parte de sus servicios.

La GCCA ofrece a sus miembros, en 72 naciones, asesoría y apoyo técnico para mejorar sus prácticas mediante el intercambio de conocimientos y de innovación a través de cuatro organizaciones: 

  • Asociación Internacional de Almacenes Refrigerados (IARW) que promociona y apoya la excelencia en la industria de las bodegas de temperatura controlada en la logística.
  • Organización Mundial para la Logística de Alimentos (WFLO), vela por el adecuado manejo y almacenamiento de productos precederos y desarrolla sistemas para mejorar las prácticas de seguridad, eficiencia y manipulación confiable alrededor del mundo.
  • Asociación Internacional de Transporte Refrigerado (IRTA), apoya las necesidades e intereses de organizaciones en el sector transporte de productos refrigerados o congelados, promueve las buenas relaciones comerciales y de intercambio entre las compañías de transporte, sus proveedores y clientes.
  • Asociación Internacional para la Construcción de Almacenes en Frío (IACSC), apoya las necesidades e intereses de las empresas constructoras de bodegas refrigeradas, promueve la innovación en el ramo y los estándares operativos en la industria de la construcción de bodegas refrigeradas, patrocina programas de capacitación, analiza los retos de la industria y promueve el interés de la industria en la política y legislación de cada país. 

Uno de los eventos organizados por la GCCA es el Congreso Latinoamericano de Cadena de Frío, que se celebra en diferentes países anualmente, y en él se busca difundir lo último en desarrollos tecnológicos y de refrigeración y las tendencias de la industria.

Implementación exitosa en Colombia

A pesar de los esfuerzos de todas estas instituciones, en Latinoamérica falta mejorar el proceso de la cadena de frío, aunque ya comienzan a verse algunas implementaciones para productos especializados que han dado resultados exitosos.

Solistica, a través de  Open Market, cuenta en Colombia con uno de los cuartos fríos más grandes de Sudamérica dedicado a la refrigeración de productos farmacéuticos.

Es uno de los más grandes de América Latina y hace uso de la tecnología más avanzada para garantizar la conservación de medicamentos y vacunas a las temperaturas indicadas por el fabricante, lo que permite reducir las mermas y asegurar la entrega de sus productos a los pacientes en condiciones óptimas.

Certificada por la BPM (Buenas Prácticas de Manufactura) constantemente aumenta la calidad de sus procesos y evita pérdidas a sus clientes farmacéuticos.

Mediante su bodega Open Freeze, los procesos logísticos de frío de Open Market, hoy Solistica, aseguran la integración efectiva de la logística en el ciclo del producto que comprenden las actividades de almacenamiento, aislamiento, acondicionamiento, transporte de producto y logística inversa.

Retos y tendencias de la cadena de frío 

Las tendencias de la logística de frío se ven marcadas por los retos que enfrenta la logística en general, entre los que se encuentran:

  • La globalización de mercados.
  • La reducción de costos a lo largo de la cadena de frío.
  • La integración estratégica con el resto de las actividades de la cadena de suministro.
  • La maximización del uso de la capacidad y los recursos.


Ante esta realidad, los proveedores logísticos con servicios de cadena de frío deben desarrollar estrategias que les permitan mantenerse a la vanguardia de la industria:

  • Estar atentos a las restricciones que imponen los reglamentos más estrictos sobre sanidad en algunos países para implementar las medidas y controles de refrigeración que garanticen la integridad y calidad de los productos, especialmente los farmacéuticos, durante todas las actividades logísticas.
  • Instalar bodegas refrigeradas a lo largo de la cadena de suministro para mantener la temperatura de la carga dentro de los rangos recomendados.
  • Usar sensores de temperatura en los vehículos de transporte para detectar a tiempo cualquier variación conforme se trasladen entre diferentes regiones climáticas.
  • Mejorar la trazabilidad de los productos para poder documentar adecuadamente su origen, proceso de traslado y destino, a fin de hacer más confiables y rápidas las actividades de recolección de lotes específicos en caso necesario.
  • Implementar un enfoque de negocios que busque la integración con las metas estratégicas del fabricante, reduciendo costos y mejorando la satisfacción de sus clientes finales.
  • Añadir servicios complementarios que vuelvan más eficiente a la cadena de suministro en frío, den más visibilidad a los productos durante su traslado y aseguren las entregas justo a tiempo para evitar problemas de inventario.
  • Adoptar el transporte multimodal para atender a mercados cada vez más distantes y dispersos, aprovechando las mejoras en los sistemas de regulación de temperatura en los contenedores.
  • Usar nuevos materiales refrigerantes y combustibles eficientes para abordar las preocupaciones ambientales y de sustentabilidad de sus clientes y de la comunidad en general.
  • Mejorar los empaques para alargar su durabilidad en condiciones de refrigeración y asegurar el buen estado de los productos cuando lleguen a su destino.
  • Invertir fuertemente en soluciones tecnológicas para dar seguimiento a la carga y sus condiciones de temperatura a lo largo de la cadena de suministro y para optimizar el uso de recursos y agilizar la tramitación de documentación.

Un esfuerzo de mejora continua

Hacer que los productos refrigerados lleguen a sus usuarios finales en óptimas condiciones de seguridad e integridad es una tarea que enfrenta muchas variables y requiere de un esfuerzo e inversión continuos por parte del proveedor logístico. 

Cada vez más países, empezando por la Unión Europea, adoptan reglamentos que demandan conocer puntualmente el origen y las condiciones de traslado de los productos farmacéuticos y perecederos.

Atender estas regulaciones, además de las demandas cambiantes de los consumidores que exigen cada vez más productos frescos y sin conservadores, ejerce presión sobre las empresas productoras y logísticas.

Los proveedores logísticos deben ayudar a sus clientes a cumplir con lo que estipulan las normas de cada país de manera eficiente en costos y, por otro, deben hacer entregas de productos a tiempo y en las mejores condiciones a los consumidores finales para garantizar la competitividad del fabricante. 

Cumplir con todo esto requiere establecer procesos eficientes, mejorar la productividad y garantizar la seguridad, por lo que su mejor aliado es la tecnología.

Desde los sensores de temperatura, los sistemas de control y localización, la automatización de almacenes y el blockchain para la transmisión de información, los avances tecnológicos sirven al propósito de asegurar la calidad de las mercancías, garantizar su entrega oportuna, reducir los costos de inventario y operativos, mejorar la trazabilidad de los lotes y asegurar la integridad de la documentación compartida entre los diferentes actores en la cadena de suministro en frío.

Sobre el autor
Solistica
Solistica

El contenido de esta publicación es brindado por el autor y no representa la posición de la empresa respecto al tema