Automatización en la logística

4 enero, 2022 Tendencias de logística

Automatizar tareas mediante el uso de tecnología reduciendo la intervención humana, es casi siempre y en todas las industrias, sinónimo de eficientar, de ahorrar tiempos, de mejorar la calidad de los procesos y su control posterior, estandarizando así el rendimiento y mejorando los niveles de servicio.

En el caso de la logística, la automatización puede –y deseablemente debería- suceder en todas las operaciones, tanto en sistemas de control, como en maquinaria y software, ya sea en los almacenes, centros de distribución y transportes, como en la atención al cliente y posteriormente en la logística inversa, es decir, a lo largo de toda la cadena de suministro.

 

Las ventajas de la automatización en la logística

Una logística con un alto grado de automatización tiene grandes e importantes beneficios:

  • La data. Con acceso a los datos en tiempo real y el análisis posterior de los mismos en cualquier parte del proceso, o mejor aún, durante todo el proceso, es posible ofrecer informes que permitan tomar mejores decisiones de negocio.

  • La velocidad. Utilizar tecnología o software de gestión logísticos brinda facilidad para gestionar con una mayor agilidad, por ejemplo, los almacenes y todas las operaciones de bodegaje, o en los sectores portuarios, el transbordo de contenedores, ambos, casos donde el mejor aprovechamiento del espacio de almacenamiento se traduce directamente en ahorro de costos.

  • La reducción de errores, que generalmente tienen un costo económico para el negocio, por ejemplo, en la introducción manual de datos.

  • El aumento del control. La automatización puede derivar en sistemas que a la vez que ofrecen la flexibilidad para adaptarse a las reglas de negocio particulares de la organización, también son los suficientemente potentes como para obligar a todos los usuarios a seguir las políticas establecidas en él. Además, permite dar seguimiento a la carga en tiempo real, y en general, permite conectar todas las puntas del proceso para tener una visión más amplia de lo que sucede con los inventarios y prevenir escenarios.

  • La mejora del servicio al cliente desde muchos ángulos, desde, por ejemplo, el poder incluir fácilmente sus especificaciones de encargo, hasta darle visibilidad completa del trayecto, pasando por el hecho de que la automatización reduce la incertidumbre en los tiempos de respuesta.

 

Los posibles inconvenientes

Por otro lado, sin embargo, la automatización logística puede tener también sus desventajas:

  • Menor flexibilidad al estandarizar los procesos, tanto en los procesos, como en los cambios a los mismos.

  • Algunos procesos quizá no se puedan automatizar de manera que después resulten más eficientes.

  • Es necesario tomar en consideración a todos los actores de la cadena de suministro (proveedores, fabricantes, clientes, distribuidores…), lo cual no es sencillo, pues cada uno de ellos tendrá sus particularidades y algunos podrían ser reacios a incluir las soluciones tecnológicas automatización elegidas.

  • En ocasiones, los sistemas automatizados pueden durar mucho tiempo en aplicarse plenamente o ponerse en funcionamiento, por lo que el retorno de inversión puede verse bajo o lento.

 

Tendencias y herramientas 

La primera herramienta potenciadora dentro del espectro de la tecnología para la automatización en la logística, son los softwares de gestión, y la siguiente, es la robótica.

De hecho, la combinación de ambos elementos es lo que ha permitido tendencias como los almacenes inteligentes, por ejemplo.

Soluciones robóticas para maquinarias de almacenamiento, abastecimiento, carga y descarga de mercancías, por mencionar algunas tareas, pueden ser autónomas y programables con softwares en la logística de su negocio. Además, eso permite a las empresas aprovechar los beneficios de las conexiones de red en tránsito y el big data.

De ahí el surgimiento también con fuerza de la llamada logística 4.0, práctica que integra procesos mediante tecnología digital, para ofrecer un panorama completo de los mismos, así como de la red de distribución.

De cualquier modo, la automatización puede ser un viaje largo, por lo que incluso se pueden identificar etapas: emergente, cuando recién comienza el viaje de la digitalización y automatización de procesos; de maduración, en la que la tecnología se ha incrementado hasta cierta madurez, pero aún hay posibilidad y mucho margen de desarrollo de la misma; y por último, la etapa avanzada, con el camino ya en gran parte recorrido de la digitalización y la automatización, y donde la innovación llega a transformar el modelo de negocio.

Así que, en cualquier punto, invertir en la modernización y automatización de la logística de un negocio, o bien dejar la logística en manos de especialistas que cuenten con esta clase de infraestructura, es ya una necesidad para mirar al futuro con ventajas competitivas.

New call-to-action

Más sobre Tendencias de logística

Tecnologías emergentes que están transformando la logística

Para hacer frente a esta nueva década, las compañías necesitan soluciones tecnológicas que brinden información, mejoren los procesos y den mejores resultados.

Big data transforma la logística

Conoce el uso y los beneficios del big data en la industria logística consultando nuestra infografía y blog.

Logística en retail

Las compañías de retail necesitan anticiparse y reaccionar rápidamente a los cambios en el comportamiento de los compradores y crear estrategias para mover los productos de forma eficiente y rentable.

Publicaciones más recientes

Retos a superar en la industria automotriz tras la reactivación económica

Las soluciones logísticas capaces de planear las mejores rutas con transporte multimodal, contribuyen a resolver a los desafíos actuales la industria automotriz.

Transporte colaborativo en tiempos de crisis

La colaboración es poderosa y efectiva. Conoce sus ventajas en la logística.

Cadena de suministro extendida en la industria de la cosmética

Para la industria cosmética, una cadena de suministro eficiente es vital para tener una ventaja competitiva y gestionar plenamente los requisitos de los minoristas. Conoce más.