Transporte multimodal: aliado clave del comercio exterior

7 noviembre, 2022 Comercio exterior

Los retos del comercio exterior son cada vez más complejos y la presión sobre las cadenas de suministro para optimizar rutas y tiempos, cada vez más grande.

El transporte multimodal es una solución que combina dos o más modos de transporte (aéreo, marítimo, fluvial, ferroviario o terrestre), en los que se mueven las mercancías según se requiere para los traslados internacionales, bajo un solo contrato, y utilizando una única unidad de transporte (contenedor, caja móvil, etc.), desde el origen hasta el destino final. Esto sirve principalmente para agilizar el transporte, coordinar mejor su logística y usar términos comerciales estandarizados.

De esta forma, los operadores transportistas son los responsables de proteger y llevar la mercancía hasta el destino acordado, sin importar el medio por lo que deben cumplir con estándares de seguridad y certificaciones internaciones para disminuir riesgos y asegurar bien las mercancías. 

Para ello, el transporte multimodal requiere también una infraestructura particular para los transbordos de carga, que pueden no existir en algunos países: desde corredores especiales, hasta tecnologías de la información para conectar datos de operadores, agentes aduanales, autoridades, empresas, y otros actores implicados en el comercio exterior.

Lo recomendable es que este tipo de transporte sea gestionado por un operador experto que pueda cubrir toda la cadena logística y elegir los mejores medios de transporte a utilizar, incluso crear la infraestructura necesaria. 

Ventajas y beneficios del transporte multimodal en el comercio exterior

Entre los claros beneficios de esta forma de transporte para las empresas importadoras y exportadoras, se encuentran:

  • Transporte más flexible, con más opciones de planificación de inventarios y despacho.
  • Menos costos operativos de transporte y control de mercancías.
  • Al usar el mismo contenedor, hay tiempos más cortos de carga, descarga y de manipulación en general.
  • Mejor gestión logística, al combinar las ventajas de cada medio de transporte.
  • Menos controles e inspecciones, gracias a que las unidades de carga van precintadas y los contenedores sellados.
  • Mayor seguimiento de las mercancías.
  • Menor riesgo de pérdida por robo o daño en la mercancía.
  • Permite ofrecer precios más competitivos.

 

Regulación del transporte multimodal

El transporte internacional multimodal está regulado por el Convenio de la UNCTAD organismo que delimita las funciones y responsabilidades tanto de los operadores del transporte como de los expedidores.

En él se establece que los operadores de transporte multimodal pueden ser personas físicas o jurídicas, ya sea compañías navieras, operadores de ferrocarril o transitarios especializados. Dado que la operación debe realizarse bajo un único contrato, es el operador de transporte multimodal quien emite el documento unificado de todos los medios y modos de transporte utilizados, asumiendo las responsabilidades.

La documentación necesaria

El contrato de transporte multimodal entre un expedidor y un operador debe cubrir toda la cadena logística y los diferentes modos de transporte que se utilicen, y seguir los parámetros estandarizados de la Federación Internacional de Asociaciones de Transitarios (FIATA por sus siglas en inglés), que elabora dos documentos para ello, en función de si se utiliza el modo marítimo, o el aéreo y terrestre:

El FIATA Negotiable Multimodal Transport Bill of Lading (FBL), o Conocimiento FIATA, o bien, Conocimiento de Embarque Multimodal Negociable, como una forma negociable cuando uno de los modos de transporte es el marítimo; y el Non-negotiable FIATA Multimodal Transport Waybill (FWB), cuando los modos de transporte son aéreo o terrestre/ferroviario.

Las unidades en el transporte multimodal

La unidad de transporte internacional multimodal más común son los contenedores, y hay muchos tipos de ellos aunque no todos aptos para el transporte multimodal.

Existen la denominada unidad de transporte intermodal (UTI), que se utiliza básicamente en operaciones con modo terrestre, ya sean contenedores, cajas móviles o semirremolques.

Cabe mencionar que la Unión Europea está camino a instaurar la “unidad europea de carga intermodal” (UECI), que combine las ventajas de los contenedores (principalmente resistencia y capacidad de apilarse) y de las cajas móviles (su mayor capacidad).

Terminales multimodales

Las UTIS son transferidas a un lugar equipado para su transbordo y almacenamiento denominado terminal multimodal o plataforma logística multimodal. 

Las más complejas cuentan con diversas áreas, desde las de logística general o de servicios, hasta las especializadas y monofuncionales.

Aquí pueden realizarse cambios de transporte de carretera a ferrocarril, de carretera a modo marítimo, de carretera a modo aéreo, y de ferrocarril a modo marítimo, mientras que las zonas de carga pueden ser las de las estaciones intermodal de ferrocarril, las de puerto marítimo y las zonas de carga de los aeropuertos. 

Se trata sin duda de una modalidad de transporte que ha acelerado en gran medida los flujos de mercancías a nivel internacional y que, por tanto, seguirá ganando terreno en el comercio global.

Uno de los servicios logísticos integrales de Solistica es precisamente el multimodal para desarrollar soluciones adecuadas a cada etapa del flujo de las mercancías y al modo de transporte. 

Contamos con una amplia oferta de servicios de distribución terrestre, servicio ferroviario en América del Norte, relaciones con las principales líneas navieras internacionales, servicio de contenerizado, carga y paquetería aérea, integración de la gestión aduanal y almacenaje en propuesta así como visibilidad en toda la cadena multimodal para que nuestros clientes puedan monitorear en tiempo real el traslado de su mercancía.

New call-to-action

¡Únete a la conversación!

Déjanos tus comentarios

Más sobre Comercio exterior

Transporte multimodal: aliado clave del comercio exterior

El transporte multimodal está ofreciendo grandes beneficios al comercio internacional de mercancías. Conoce esta y otras claves de esta práctica logística.

Integración de la logística en América Latina

A pesar de los avances en la integración comercial de América Latina, sigue existiendo un rezago en comparación con Asia y Europa que solo se superará con la colaboración de los sectores público y privado

Buenas prácticas y tecnología para crecer en el comercio internacional

El comercio internacional es una actividad compleja, por lo que es clave que las empresas exportadoras consideren estas buenas práctica.

Publicaciones más recientes

Tendencias y prácticas para la logística minorista

El ritmo de preparación de pedidos en los almacenes ha tenido que acelerarse para satisfacer una demanda más alta. Te presentamos sus tendencias.

Transporte multimodal: aliado clave del comercio exterior

El transporte multimodal está ofreciendo grandes beneficios al comercio internacional de mercancías. Conoce esta y otras claves de esta práctica logística.

Cross-docking, modernidad y velocidad para la cadena de suministro: tecnologías y sus variantes

¿Se pueden eliminar los problemas de stock en almacenamiento, al mismo tiempo que se agrega velocidad a la cadena de suministro? ¡Sí, el cross-docking más tecnología de punta pueden hacerlo!